Acerca de Las Misioneras de San Juan Bautista

Acerca de Las Misioneras de San Juan Bautista.

Misioneras:

Ya por nuestro bautismo, somos miembros de la Iglesia, “Sacramento universal de salvación”, esto nos compromete en nuestra misión de “anunciar el Evangelio a todos los hombres” (AG. 1)

 

De San Juan Bautista:

Porque somos conscientes de que, como el precursor, hemos recibido la misión de “preparar para el Señor un pueblo bien dispuesto” (Lc 1,17)

 

Carisma:

Nuestro carisma es: Desagraviar al Corazón Divino de Jesús y extender su reinado entre los hombres”

 

Espiritualidad:

Recia, como la de San Juan Bautista. Buscar la verdadera santidad con:

  • Espíritu de Recogimiento
  • De Oración
  • De Penitencia
  • De Pureza
  • De Humildad
  • De Rectitud
  • De Celo
  • De Fortaleza y Alegría
  • Y preparar para el Señor, un pueblo bien dispuesto.

 

El fin Específico

  • Expiatorio
  • Apostólico y
  • Caritativo a la vez.

 

Tienen en concreto las siguientes actividades:

  • Trabajare en la cristianización de las costumbres y en la conversión de los pecadores mediante la instrucción, la exhortación y la ayuda.
  • Misiones Populares, Ejercicios Espirituales y Retiros
  • Promoción prudente de vocaciones religiosas y sacerdotales.
  • Centros de catequesis infantil y Centros de instrucción religiosa para adultos.
  • Centros de Formación para catequistas
  • Centros Femeninos para la Formación de Apóstoles Seglares
  • Escuelas: Preescolar, Primaria y Secundaria
  • Centros de promoción humana y de ayuda para clases necesitadas.
  • Casas Hogar para niñas desamparadas
  • Casas Misión tanto entre pueblos cristianos, como entre pueblos no cristianos, colaborando con los párrocos en la catequesis Pre Sacramental y en todas las actividades apostólicas.

 

Espíritu Misionero:

El Instituto de las Misioneras de San Juan Bautista nació misionero, ha vivido misionero y justamente debe decirse que es esencialmente misionero, pues brotó como una respuesta sincera, ardiente y generosa al Corazón Sacratísimo de Jesús, para calmar y aun, si posible fuera, saciar la ardiente sed de almas que le abrasan.[1]

Para las Misioneras de San Juan Bautista la actividad misionera no es simplemente una de las varias actividades de su Instituto. Es, desde luego, parte integrante, indivisible de su Vida Religiosa,[2] pero todavía más es su misma vida, ya que el Espíritu Misionero motiva, acompaña, informa e impulsa todas las acciones.

 

Lema:

“Venga a nos tu reino”



[1] Cfr. Jn 4,7 y 19,28 – 1Tim 2,4 y 6

[2] Cfr. c. 675